Silencio, soy pequeño

1024 683 Lorena Fernández

Con la entrada de esta semana, queremos presentaros al nuevo aliado que ha venido a la nuestra Unidad Neonatal con el objetivo de que reine el silencio, se ha colocado en un lugar preferente y yo diría que ha venido para quedarse.

Su nombre técnico es controlador acústico, pero como es demasiado formal, a partir de ahora le llamaremos “La Oreja”.

La Oreja, tiene como única misión, avisar en forma de semáforo, cuándo se esta superando el límite acústico permitido. Si está verde, es que el ruido es aceptable, cuando pasa a naranja es que estamos superando el nivel recomendado y si pasa a rojo, nos avisa que nos hemos pasado de ruido,  con un mensaje en leds luminosos que pone “Silencio”.

Y todo esto, ¿para qué?

Muchos pensareis que un poco de ruido tampoco es perjudicial para un recién nacido, y en parte tenéis razón. Pero nuestros recién nacidos son extraordinariamente frágiles y con características tan peculiares, que el simple hecho de exponerlos a excesivo ruido y excesiva luz, les perjudica de tal manera que ralentiza su desarrollo y crecimiento. Y esto no lo decimos nosotros, esto lo dice la Evidencia Científica, y ella es otra aliada, que nos avala para realizar cambios en nuestra forma de trabajar, que están suficientemente comprobados en muchos estudios.

¿Cómo hemos llegado hasta este punto?

La  Dra. Mónica Domingo, coordinadora de la unidad neonatal, convencida de que podíamos hacer las cosas mejor, nos propuso a todo el equipo organizarnos en grupos de trabajo, para identificar en qué podíamos mejorar, qué necesitábamos cambiar y cómo podíamos adaptarlo a nuestra unidad Neonatal.

Así que nos pusimos manos a la obra y llevamos meses organizadas, trabajando en base a los Cuidados Centrados en el Desarrollo y la Familia,  tomando como centro a nuestros pequeños luchadores y adaptando todo su entorno físico y humano para despejar su camino  y facilitar  las cosas para que se desarrollen y crezcan como lo harían en su entorno natural que es el vientre materno.

Durante los próximos meses conoceréis los cambios que vamos introduciendo.

Y como el protagonista de hoy es La Oreja vamos a hablaros de cómo afecta,  lo que oyen y lo que ven, a nuestros bebes.

La Luz y el Ruido

El vientre materno  es un lugar líquido, caliente, oscuro, con movimientos rítmicos, con sonidos monótonos y amortiguados, todo lo contrario a las unidades neonatales, que son frías,  están llenas de ruidos estridentes y de luz excesiva que hace que se interrumpa el sueño y ellos, no están preparados para asumir todo este estrés, debemos ayudarles.

Lamentablemente hay ruidos que no podemos eliminar, por ejemplo los que producen las máquinas que usamos, pero hay otros que sí. Podemos evitar golpear las puertas de la incubadora, podemos reducir las alarmas de los monitores y las bombas y podemos evitar hablar alto.

Si disminuimos el ruido y atenuamos la luz, el bebé dormirá mejor,  disminuirá su necesidad de oxígeno, su corazón latirá mas lento, su respiración se calmará, mejorará su tensión arterial y ganará mas peso, con lo cual se podrá ir a su casa antes. Pero no solo eso, el hecho de evitar la exposición de su cerebro inmaduro en desarrollo,  a un ambiente agresivo, se reducirán las probabilidades de que desarrollen secuelas de aprendizaje, de relación con otros niños y de comportamiento.  ¿No os parece motivo suficiente para intentarlo?

Así que si vais a visitar nuestra unidad próximamente, recordad:

 El silencio y hablar en voz baja, me ayuda a crecer

Lorena Fernández
Lorena Fernández

Soy Diplomada Universitaria de Enfermería por la UB y Especialista Pediátrica. Postgrado Teorico-práctico para Enfermeras: Actualitzación en curas intensivas a infantes y adolescentes por la UAB y Postgrado de Emergencias y catástrofes por la UAB. Trabajo neonatos desde hace 14 años. En constante formación y actitud de aprendizaje. Adoro mi trabajo y a mis bebes. Cada uno es único y especial y me enseña algo nuevo. Orgullosa condecorada por las familias, al igual que mis compañeras, como UNA MAMÁ DE BLANCO.

Totes les entrades de: Lorena Fernández
1 comentari

Deixar una resposta

El teu compte de correu no es publicarà.