Diez años sistematizando la innovación en el Parc Taulí

1024 506 Gloria Palomar

Hace diez años que el Parc Taulí inició la implantación de un modelo de innovación con el objetivo de generar el cambio cultural necesario que permitiera la modernización de la institución, el avance en la resolución de problemas de forma eficiente, y la transferencia de conocimiento a la sociedad.

Muchas cosas han tenido que pasar durante estos años para convertir el Parc Taulí en la institución que es hoy, y que nos hace valorar esta apuesta como exitosa. Los cambios nunca son fáciles y siempre se encuentran con la resistencia a hacer las cosas de diferente manera, pero no son imposibles, incluso en organizaciones grandes y complejas como son los hospitales.

Un cambio de cultura empresarial sólo es posible si existe, de manera conjunta, la participación de los profesionales y el liderazgo de los órganos de gobierno. Son ellos los que deben marcar las estrategias de las instituciones y facilitar su ejecución. Así, el 2 de julio de 2008 el Consejo de Gobierno del CCSPT aprobaba las normativas internas de gestión de la innovación y impulsaba la puesta en marcha de la Unidad de Innovación. En ese momento comenzó la dura y estimulante tarea de fomentar la cultura de la innovación entre los más de 3500 trabajadores de la organización. Cuando nos preguntamos si hemos llegado a todos, la respuesta es que no, pero la institución ha cambiado; de hecho, todos hemos cambiado en la forma de pensar y afrontar los retos.

En la última encuesta de satisfacción, la Unidad de Innovación era conocida por un 47% de la plantilla que, considerando que no todo el mundo puede o debe innovar en una organización, y que el cambio debe ser progresivo y no puede generar una revolución constante que haga improductivo el propio modelo, resulta ser un éxito. Un 47% es un buen porcentaje de personas que ya han sido tocadas por la innovación y que harán de embajadores de ella entre los compañeros.

Hemos estado 10 años fomentando la cultura innovadora con cursos, sesiones de creatividad, sesiones informativas, concursos de ideas, y becas, y ahora empezamos a recoger los frutos: la creación de spin offs, la comercialización de productos transferidos a empresas, y las mejoras de procesos asistenciales organizativos. Todo ello, junto con la masa crítica de profesionales innovadores generada, nos servirá para impulsar aún más el espíritu innovador que emerge de nuestra institución.

Creemos que estos son los resultados de la consolidación de un modelo transversal de innovación, donde el interés de las empresas del entorno y la estrategia de la institución convergen con las necesidades no cubiertas detectadas por los profesionales. Esto ha permitido convertirnos en uno de los hospitales catalanes con más proyectos de compra pública de innovación financiados por el Servicio Catalán de la Salud con fondos europeos destinados al desarrollo regional.

Este camino no lo hemos hecho solos, con nosotros han colaborado una lista importante de entidades, empresas, y expertos en innovación de diferentes disciplinas a los que queremos transmitir nuestro agradecimiento. Es la base de la innovación abierta y colaborativa y el Parc Taulí siempre ha estado y está dispuesto a recibir, a dar y compartir experiencias para, juntos, poder avanzar.

Sin embargo, a diferencia de las empresas, donde la innovación se utiliza para ganar competitividad y atraer más clientes, las entidades públicas en general, y los hospitales en particular, innovan para los pacientes, con el objetivo de tratarlos mejor y de forma más eficiente, mejorando su calidad y esperanza de vida. La innovación en los hospitales muchas veces no se traduce en un rendimiento económico directo, pero a menudo ahorra recursos al sistema y atrae talento. Es por ello que la innovación, en el caso de las empresas públicas, debería estar reconocida y premiada por los gobiernos a la hora de asignar presupuestos, aportaciones, o negociar los contratos programa para extenderla y entender mejor su necesidad.

Este camino tampoco habría sido posible sin las personas que han trabajado directa o indirectamente en la Unidad de Innovación, personas generalmente muy jóvenes que se han ilusionado con el proyecto y han hecho sus aportaciones para hacerlo posible. Para la Unidad de Innovación del Parc Taulí han pasado profesionales que actualmente ocupan cargos relevantes en otras empresas o que han creado sus propias como no podía ser de otra manera teniendo en cuenta el fomento de la emprendeduría ligada a nuestro modelo de innovación.

La profesionalización de la gestión de la innovación es otro aspecto clave porque tiene una alta complejidad y precisa de perfiles profesionales concretos con formaciones multidisciplinares, entusiastas del sector salud, inquietos, creativos y con gran capacidad de trabajo. En una ocasión, trabajando con un grupo de ingenieros en diseño industrial de la UPC, comentaban que visualizaban el futuro de las organizaciones sanitarias con departamentos donde la participación de diseñadores industriales, ingenieros biomédicos y otros formaran parte de manera natural de las plantillas de profesionales de los hospitales. Nos gusta compartir esta idea porque sabemos la importancia que tiene y el alto valor que proporciona a las instituciones el trabajo conjunto de disciplinas que, a priori, pueden parecer tan distantes.

Los profesionales han sido sin duda una de las piezas importantes, sin ellos tampoco habría innovación. Es por eso que queremos agradecer especialmente a aquellos profesionales que confiaron y revelaron las primeras ideas innovadoras registradas en la Unidad, aprendimos juntos en algunos casos con el increíble método “prueba-error”. Estos profesionales han continuado presentando ideas a lo largo de estos años y se han añadido otros. La prueba más difícil como organización ha sido no defraudar a estos profesionales y reconocer su aportación, dando el apoyo necesario para sacar adelante sus ideas y no penalizando los fracasos, viviéndolo como la sistematización de la mejora; sin fracasos es difícil aprender. Seguramente no siempre lo hemos conseguido, pero lo que si podemos decir hoy es que tenemos una revelación sistemática de ideas provenientes de los profesionales y que los profesionales son receptivos a propuestas impulsadas desde la dirección o desde otros grupos o instituciones.

El Parc Taulí celebra este 10 aniversario con ilusión y optimismo para seguir creciendo y aportando valor con el reto importante de sistematizar la innovación en procesos, igual que se ha hecho con la innovación tecnológica y con la compra pública de innovación. El tiempo de transformación de una organización es largo y no se pueden esperar resultados a corto plazo, sino que debe ser una planificación a largo. Llevamos 10 años y esperamos celebrar los 20 habiendo alcanzado la institución de referencia para la que estamos trabajando todos juntos.

Nuestro sincero agradecimiento, desde aquí, a todos los profesionales y colaboradores que han hecho posible que hoy estemos hablando de este gran proyecto.

Gloria Palomar
Gloria Palomar

Licenciada en Ciencias Económicas por la Universitat de Barcelona, trabajo en la actualidad en la Dirección de Gestión del Institut d' Investigació i Innovació Parc Taulí. Mi propósito, poner el conocimiento económico y empresarial al servicio del desarrollo del modelo de negocio en investigación e innovación sanitaria. Colaboro en red con agentes y entidades del sistema destacando XISCAT, REGIC, ITEMAS, ISCIII y formo parte del grupo emprendedor de la start-up Better Care SL.

Todos los relatos por: Gloria Palomar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.