El Parc Taulí realiza un estudio de investigación para identificar y tratar las alteraciones físicas, cognitivas y emocionales de los pacientes COVID-19 que han pasado por la UCI

El Parc Taulí realiza un estudio de investigación para identificar y tratar las alteraciones físicas, cognitivas y emocionales de los pacientes COVID-19 que han pasado por la UCI 1080 567 Actualidad Parc Taulí

Se trata de uno de los primeros estudios que, más allá del seguimiento de la enfermedad, aborda y acompaña los pacientes por parte de los especialistas en fisioterapia y psicología telemáticamente. El equipo de este proyecto ha recibido una ayuda de 180.000 euros del Fondo COVID-19 del Instituto de Salud Carlos III.

 

El equipo de "Investigación Traslacional en Fisiopatología Asociada al Enfermo Crítico" del Instituto de Investigación e Innovación del Parc Taulí (I3PT), integrado al CIBERES, está llevando a cabo un estudio que tiene como objetivo identificar las secuelas físicas, cognitivas y emocionales que pueden estar sufriendo los pacientes COVID-19 que han sido dados de alta de la UCI y que, más allá del seguimiento de la propia enfermedad, también pueden requerir de tratamiento específico, rehabilitación física y / o cognitiva y apoyo emocional .

El estudio, que ha sido financiado con una ayuda de 180.000 euros del Fondo COVID-19 del Instituto de Salud Carlos III, está liderado por la investigadora post-doctoral especialista en Neuropsicología y investigadora CIBERSAM, Sol Fernández-Gonzalo, y cuenta con un equipo de investigación multidisciplinar integrado por neuropsicólogos, intensivistas, especialistas en medicina rehabilitadora y de salud mental, personal de enfermería, fisioterapeutas, y otros investigadores biomédicos del Parc Taulí.

Está descrito que entre un 30% y un 50% de los pacientes críticos ingresados ​​en la UCI desarrollarán el síndrome post-UCI (PICS, del inglés Post-Intensive Care Syndrome) durante los meses posteriores al alta. Este síndrome se caracteriza por la aparición de un conjunto de secuelas no sólo a nivel físico, sino también a nivel neurocognitivo y emocional, que impactan en la funcionalidad y calidad de vida de las personas y que pueden llegar a persistir hasta cinco años tras recibir el alta del hospital.

Algunos estudios han descrito que las secuelas emocionales de la PICS también pueden observarse en familiares de los pacientes críticos. Cabe recordar que la COVID-19 está afectando también a personas jóvenes, que se encuentran en edad laboral y, por tanto, el impacto de estas secuelas en la funcionalidad y en la calidad de vida toma aún más relevancia socioeconómica.

Estancias prolongadas en la UCI en condiciones de aislamiento

Durante la primera ola de la pandemia por la enfermedad COVID-19, y en el tiempo que llevamos desde el inicio de la segunda ola, la UCI de nuestro hospital ha recibido unos 140 pacientes. Las estancias en la UCI son largas, con una media de 2-3 semanas. La mayoría de pacientes requieren de intubaciones prolongadas y altos niveles de sedación debido a la afectación pulmonar que origina el virus. Además, la situación de emergencia sanitaria y el alto riesgo de contagio obligan a los equipos asistenciales a extremar las medidas de protección y tratar a los pacientes en unas condiciones de aislamiento que dificultan la comunicación habitual profesional-paciente. Una situación que se suma al aislamiento que supone la eliminación de las visitas de los propios familiares.

Espacio virtual con pautas y recomendaciones para hacer un acompañamiento individualizado

El estudio en pacientes COVID-19 se inició el pasado mes de junio con 42 candidatos, a los que se les está haciendo un seguimiento y apoyo personalizado durante un año para poder identificar y abordar a tiempo las posibles secuelas derivadas de la enfermedad crítica asociada al COVID-19. El seguimiento se realiza principalmente vía telemática. La singularidad de este estudio es que, más allá de la identificación de los síntomas, se lleva a cabo un seguimiento y un acompañamiento individualizado por parte de las especialistas en fisioterapia y en psicología mediante contacto telefónico y el acceso a un espacio virtual que contiene pautas y recomendaciones específicas.

Este estudio se suma a los diversos proyectos de investigación que tiene actualmente el Parc Taulí para contribuir en el conocimiento de las secuelas de la COVID-19. El proyecto se enmarca dentro de una de las líneas de investigación del I3PT, iniciada hace más de 10 años por el director de investigación y de innovación de la I3PT, el Dr. Lluís Blanch. El grupo ha recibido financiación de la Maratón de TV3 y de fondo de investigación del Instituto de Salud Carlos III tanto para el estudio de las afectaciones cognitivas y emocionales en los supervivientes de UCI, como por el desarrollo de un software de estimulación cognitiva por el paciente crítico. "Esta financiación nos ha permitido profundizar en la caracterización de la PICS y en la demostración de que la estimulación cognitiva en la UCI es viable y segura" apunta la Doctora Fernández-Gonzalo.

 

Deja tu comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Preferencias de privacidad

Cuando visitas nuestro sitio web, el navegador puede almacenar información de servicios específicos, normalmente en forma de cookies. Aquí puedes cambiar tus preferencias de privacidad. Hay que tener en cuenta que el bloqueo de algunos tipos de cookies puede afectar tu experiencia en nuestro sitio web y los servicios que ofrecemos.

Activar / desactivar el código de seguimiento de Google Analytics
Activar / desactivar Google Fonts
Activar / desactivar Google Maps
Activar / desactivar el vídeos incrustados
Este sitio web utiliza cookies, principalmente de servicios de terceros. Puedes editar tus preferencias de privacidad y / o aceptar el uso de las cookies.