© velusariote / Fotolia

Consejos antes de la gestación

Los consejos antes de la gestación constituyen lo que se suele llamar el consejo preconcepcional, un conjunto de recomendaciones y de información que se da a la mujer para que llegue al embarazo en las mejores condiciones físicas, psíquicas y ambientales posibles.

El objetivo de estos consejos es sensibilizar a la mujer -y también, en su caso, su pareja- para que se proteja de los factores de riesgo y teratogénicos, es decir, los factores que pueden provocar malformaciones en el embrión o el fetos capaces de comprometer el desarrollo fetal, así como animarla a cuidar de sí misma poniendo atención en el propio cuerpo (alimentación, ejercicio, ocio) y en la atención recibida por parte del entorno (amigos, familia, trabajo ), como primer paso hacia una maternidad saludable.

En la visita pregestacional, en el que se valoran los posibles riesgos y se informa de las medidas a aplicar en cada caso, se tienen en cuenta diferentes aspectos:

  • Los antecedentes personales y familiares de la mujer y también, en su caso, de la pareja.
  • El consumo de sustancias tóxicas (tabaco, alcohol, drogas) de la mujer y, en su caso, de la pareja.
  • Las enfermedades de transmisión sexual de la mujer y, en su caso, de la pareja.
  • El estado de vacunación de la mujer.
  • El estado nutricional y el equilibrio ponderal de la mujer y el tipo de alimentación.
  • La edad materna.
  • La actividad física de la mujer.
  • El riesgo de defectos congénitos, es decir, que están vinculados a algún problema genético o cromosómico materno o paterno. Los defectos congénitos pueden ser debidos a factores hereditarios, a factores ambientales oa ambos. La espina bífida, por ejemplo, es causada, en un 95% de los casos, por un déficit de ácido fólico en la etapa periconcepcional, por lo que se aconseja que todas las mujeres que quieren quedar embarazadas complementen la dieta con 400 microgramos de ácido fólico al día 3 meses antes de la concepción y durante el primer trimestre de la gestación.
  • La exposición habitual a agentes teratogénicos, tales como sustancias químicas, gases anestésicos, radiaciones ionizantes, etc.

 

1. Teratogénesis

Se denomina teratogénesis la aparición de anomalías congénitas causadas por factores ambientales. Pueden actuar como agentes teratógenos o teratogénicos algunos fármacos, las radiaciones ionizantes, las infecciones maternas, las enfermedades y las drogas durante el embarazo.

La afectación fetal por agentes teratógenos depende del momento de la gestación en que se produce la exposición. El primer trimestre del embarazo es el de mayor sensibilidad, ya que, durante este período, tiene lugar la formación de los órganos fetales (organogénesis).


1.1 Fármacos

Hay que tener en cuenta que los fármacos que se administran a la madre son sustancias que llegarán al embrión o al feto y que pueden producirle un defecto más o menos importante en función del fármaco, la dosis, el tiempo de administración y durante el embarazo.

Por ello, toda mujer que tome medicación debe consultar a su médico los posibles efectos para sustituirla antes del embarazo.


1.2 Radiaciones

El efecto depende de la dosis absorbida y del momento de la gestación.

En general, se recomienda:

  • Para mujeres gestantes y mujeres que piensan que pueden estar embarazadas, no someterse a exámenes radiológicos, si no es imprescindible.
  • Para mujeres en edad fértil, someterse a exámenes radiológicos en período menstrual o postmenstrual.
  • En caso de duda, hacerse un test de embarazo.
     
1.3 Infecciones

Hay infecciones que pueden afectar al feto y al recién nacido, dependiendo del momento de la misma. Es por ello que se realizan test serológicos y se aconsejan medidas preventivas según el estado inmunitario específico.

En el caso de las mujeres que trabajan habitualmente con niños y que desconozcan si han pasado la varicela, se aconseja determinar la presencia de anticuerpos (serología) antes del embarazo.


1.4 Enfermedades maternas

Se recomienda que toda mujer que tenga una enfermedad crónica haga una visita pregestacional para planificar la gestación. Esta debe ser consensuada con el especialista médico. El buen control de la enfermedad y la valoración de su tratamiento es fundamental para el embarazo.


1.5 Hipertermia materna

Antes de la 16ª semana de gestación, una temperatura materna igual o superior a 38,9 ºC, ya sea por fiebre o por factores externos (saunas, baños, etc.), puede producir anomalías congénitas tales como déficit mental, retraso del crecimiento fetal , etc. A partir de la 16ª semana, con la misma temperatura, no se producen alteraciones.


1.6 Drogadicción

Cualquier consumo de drogas (legales o ilegales) durante el embarazo puede tener repercusión fetal y obstétrica.

 

2. ¿Cómo evitar el riesgo teratogénico: recomendaciones


2.1 Antes del embarazo
  • Se recomienda que todas las mujeres que desean quedarse embarazadas, y especialmente las que tienen alguna enfermedad crónica, y todas las parejas en las que alguno de los progenitores tenga problemas de salud hereditarios informen y reciban los consejos anteriores a la gestación o lo que llama consejo preconcepcional.
  • En relación con el consumo y la administración de fármacos, es necesario:
    • hacerse una vacunación pregestacional de la rubéola;
    • evitar la automedicación, sobre todo si se quiere quedar embarazada o ya hay posibilidad de estar gestando;
    • si se padece una enfermedad crónica que requiere tomar medicación, consultar al equipo de la salud los posibles efectos sobre el feto y, si es necesario, la posibilidad de reducirla o cambiarla.
  • Se debe evitar el consumo de drogas tanto legales como ilegales.
  • Se recomienda la suplementación con ácido fólico para evitar defectos en el tubo neural (DTN) bebé:
    • La suplementación de 0,4 mg al día de ácido fólico uno o dos meses antes de la concepción y las doce primeras semanas de embarazo disminuye el riesgo de que el feto sufra un defecto en el tubo neural.
    • Las mujeres que tengan un hijo anterior con DTN y las que tomen medicación anticonvulsiva o sean diabéticas deben tomar una suplementación de 5 mg al día de ácido fólico uno o dos meses antes de la concepción y las doce primeras semanas de embarazo.

2.2 Durante el embarazo
  • En relación con la alimentación, es necesario:
    • comer carne cocida en vez de cruda;
    • consumir la leche pasteurizada;
    • lavarse bien las manos después de manipular carne cruda o tocar tierra;
    • lavar bien las frutas, las verduras y las legumbres;
    • utilizar, como sal de cocina, sal yodada;
    • consumir pescado de origen marino evitando el consumo de pescados ricos en mercurio: pez espada, atún rojo, tiburón y lucio (lucio)

 

  • En relación con la sexualidad, es necesario:
    • extremar las medidas de protección en todas las relaciones sexuales para disminuir el riesgo de transmisión de enfermedades de transmisión sexual (ETS);
    • utilizar métodos anticonceptivos de barrera (preservativo masculino o femenino).
  • Si es necesario someterse a un estudio radiológico, es conveniente comunicar al equipo de salud la posibilidad o la certeza de embarazo para que el riesgo se reduzca al mínimo imprescindible.
  • En la medida de lo posible, hay que evitar el contacto con poblaciones de riesgo, es decir, con las personas que pueden sufrir enfermedades infectivas y contagiosas; por tanto, no conviene, por ejemplo, visitar hospitales o clínicas.
  • En tareas de jardinería, hay que ponerse guantes y evitar el contacto con animales domésticos, especialmente los gatos y sus heces.
  • Conviene evitar, especialmente durante el primer trimestre de la gestación, la exposición a altas temperaturas, como las que tienen lugar en las saunas, los baños calientes, etc.

 

"Consejos antes de la gestación", d'enfermera Virtual, Contenido bajo licencia CC BY-NC-ND 3.0 SE, Con modificaciones realizadas por el Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital de Sabadell