La Inteligencia Artificial puede ayudar a detectar el riesgo de suicidio, según un estudio liderado por el Parc Taulí

La Inteligencia Artificial puede ayudar a detectar el riesgo de suicidio, según un estudio liderado por el Parc Taulí 626 401 Comunicación Parc Taulí

El trabajo revela que los datos de los registros médicos electrónicos de rutina constituyen una oportunidad para elaborar e implementar herramientas de apoyo al profesional en la decisión clínica mediante técnicas de Inteligencia Artificial. Al menos el 46% de las personas que se quitan la vida contactan con la asistencia sanitaria primaria previamente, según un estudio del Parc Taulí publicado en la revista Archives of Suicide Research. La investigación ha analizado más de 2.100 casos y del casi millar de personas que pidieron ayuda, el 33% murieron durante la semana siguiente y el 58,5% al ​​cabo de un mes.

Un estudio realizado por el Hospital Parc Taulí y publicado en la revista científica Archives of Suicide Research pone de manifiesto que al menos el 46% de los suicidios que se producen en la provincia de Barcelona se podrían evitar si se pudiera hacer una detección y gestión más eficiente los casos de alto riesgo. Localizar y ayudar a estas personas podría ser posible a partir de los datos de los registros médicos electrónicos de rutina y mediante la utilización de técnicas de Inteligencia Artificial.

La investigación, que ha liderado el Dr. Marc Fradera, coordinador de ensayos clínicos del Hospital Parc Taulí, y ha contado con la colaboración de los Dres. Diego Palao y Narcís Cardoner, así como de los Dres. Caridad Pontes (CatSalut) y Víctor Pérez (Hospital del Mar) y del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Cataluña (IMLCFC), el Instituto Universitario de Investigación en Atención Primaria (IDIAP Jordi Gol) y del Centro de Investigación Biomédica en Red Salud Mental (CIBERSAM), ha analizado un total de 2.109 personas muertas por suicidio en la provincia de Barcelona durante el periodo 2010-2015, de las cuales al menos 971 habían tenido interacciones asistenciales primarias anteriores. De entre ellas, el 33% murieron durante la semana siguiente y el 58,5% lo hicieron al cabo de un mes. En cuanto a sexos y edad, el 74% eran hombres, aunque los datos generales indican que se producen más intentos entre las mujeres y cerca del 34% tenían más de 65 años.

Los factores de riesgo que se asocian a un aumento del peligro de muerte por suicidio son tan diversos como autolesiones, intentos anteriores, trastornos psiquiátricos diagnosticados, uso indebido de sustancias, antecedentes familiares, otras patologías, ingreso hospitalario reciente, dolor crónico, pérdida laboral o económica, entre otros. El estudio del Hospital Parc Taulí confirma esta tendencia y revela que muchas de las personas que se quitaron la vida en Barcelona habían hecho un uso frecuente de los servicios de salud de atención primaria, habían sido derivados a especialistas en salud mental o habían estado de baja laboral durante el año anterior.

En este entorno, el Dr. Marc Fradera afirma que "nuestras observaciones confirman que a menudo los pacientes suicidas se ponen en contacto con el sistema sanitario de atención primaria, pero no son detectados como un alto riesgo de suicidio o no se gestionan eficazmente para la prevención. Por ello, disponer de registros médicos electrónicos con los datos sobre muchos factores de riesgo supone una oportunidad de intervención clínica con las herramientas adecuadas ". En este sentido, la historia clínica de cada paciente contiene información que puede permitir la producción de sistemas de apoyo para ayudar a los profesionales sanitarios a identificar y hacer un seguimiento de posibles casos mediante la Inteligencia Artificial a partir de mecanismos de diagnóstico específicos en sujetos con varios factores de alto riesgo.

El Dr. Fradera explica que "en Cataluña, cada paciente dispone de un código sanitario público de identificación único, con el que se puede recuperar información sobre los factores de riesgo relevantes, como pueden ser datos de hospitalización previa e interacciones asistenciales en salud mental, entre otros ". El Hospital Parc Taulí dispone de un programa de prevención del suicidio y ya está trabajando en un proyecto piloto para poder implantar la Inteligencia Artificial en este ámbito.

Un suicidio en el mundo cada 40 segundos

El suicidio es un problema global que no entiende de países, sexos, edades, condiciones sociales ni económicas. Según datos de la Organización Mundial de la Salud, se produce un el mundo cada 40 segundos y por cada suicidio, hay 20 intentos de llevarlo a cabo. Así, se calcula que hay 800.000 muertes anuales por esta causa en el planeta, lo que conlleva una incidencia de 10 por 5 habitados. Además, es el segundo motivo por el que se producen más defunciones entre los jóvenes de 100.000 a 15 años.

Por este motivo, el Dr. Fradera opina que "se necesitan estrategias preventivas y la detección de sujetos con alto riesgo es uno de los elementos clave para implementarlas".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Preferencias de privacidad

Cuando visitas nuestro sitio web, el navegador puede almacenar información de servicios específicos, normalmente en forma de cookies. Aquí puedes cambiar tus preferencias de privacidad. Hay que tener en cuenta que el bloqueo de algunos tipos de cookies puede afectar tu experiencia en nuestro sitio web y los servicios que ofrecemos.

Activar / desactivar el código de seguimiento de Google Analytics
Activar / desactivar Google Fonts
Activar / desactivar Google Maps
Activar / desactivar el vídeos incrustados
Este sitio web utiliza cookies, principalmente de servicios de terceros. Puedes editar tus preferencias de privacidad y / o aceptar el uso de las cookies.